Certificado de playa cardioprotegida

La certificación de una playa como espacio cardioprotegido es la garantía para todos aquellos bañistas, vigilantes y trabajadores, del perfecto funcionamiento de todos los desfibriladores DEA DESA.

Nuestro modelo de gestión de espacios cardio seguros nos permite certificar el perfecto funcionamiento de la instalación y sus componentes, así cómo el perfecto estado del desfibrilador con las caducidades de los fungibles actualizados, certificado de operatividad y calidad del espacio cardioprotegido.

El certificado de playas cardioprotegidas asegura la cardioprotección y el bienestar de todas las personas que visitan la playa y sus alrededores, cardioproteger a los bañistas contribuye a mejorar la imagen del municipio o zona turística.

Asegurar ciertas pautas de control y mantenimiento de los desfibriladores y la instalación periférica del resto de componentes de un espacio cardio seguro, garantizan la calidad del servicio de cardioprotección de la playa.

La certificación incluye la formación y reciclajes de las personas que trabajan en las zonas de playa en técnicas de reanimación y primeros auxilios, con el fin de aumentar las posibilidades de supervivencia de la víctima. Una pronta asistencia de soporte vital básico, saber reaccionar ante una situación de emergencia médica es determinante para estar certificado como espacio cardioprotegido.


Imprimir   Correo electrónico