DYA Vizcaya espacio cardioprotegido

El pasado Enero la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo (SEMST), en colaboración con el Proyecto Salvavidas, entregó a DYA en Bizkaia el certificado de Espacio Cardioprotegido.

 

Se trata de un acto simbólico cuyo objetivo es dar a conocer en el territorio bizkaitarra del citado certificado, en un intento de concienciar de la importancia de dotar a empresas, centros deportivos y lugares públicos de desfibriladores externos semiautomáticos que garanticen un aumento de la supervivenvia ante una parada cardiorespiratoria.

En España se estima que cada año se producen más de 30.000 paradas cardíacas, lo que equivale a una media de un paro cardíaco cada 20 minutos, ocasionando 4 veces más muertes que los accidentes de tráfico. Por otro lado, más del 85% de las muertes súbitas son de origen cardiaco, el 90% de ellas se producen en entornos extrahospitalarios y tan sólo un 5% sobreviven sin secuelas. La única forma de conseguir una mayor supervivencia es un tratamiento adecuado y precoz de las victimas a través de una correcta Resucitación Cardiopulmonar (RCP), y por consiguiente la necesidad de un acceso rápido y fácil a los Desfibriladores Externos Semiautomáticos (DESA). Este acceso público a la desfibrilación realizado por personal no sanitario capaz de procurar a la victima asistencia antes de que transcurran los primeros minutos tras la parada cardíaca, es fundamental para aumentar las probabilidades de éxito de la reanimación.

Un “Espacio Cardioprotegido” es aquel que cuenta con desfibriladores externos semiautomáticos de fácil acceso para los primeros intervinientes, que garantice la desfibrilación antes que hayan transcurrido el tiempo máximo recomendable desde que ha ocurrido el paro cardiaco.

Los lugares donde instalar y formar a primeros intervinientes será aquél donde puedan darse situaciones con paradas cardíacas, bien porque se concentren un número muy elevado de personas como en aeropuertos, estaciones de tren o de metro, casinos, centros comerciales, polideportivos, hoteles, restaurantes, etc., o bien porque se encuentren personas de elevado riesgo, como por ejemplo en centros de actividades deportivas o para los pacientes cardiacos. También será necesario en aquellos lugares con dificultad de acceso para los equipos de los Sistema de Emergencias Médicas, como son los aviones comerciales o en barcos, donde si en el vuelo o la travesía se presenta una fibrilación ventricular (FV) la muerte es inevitable si no se dispone de un DESA.

Los requisitos necesarios para obtener el presente certificado son: instalar desfibriladores necesarios en función del espacio y volumen de público, señalizados y de fácil acceso; contar con personal formado en su uso; y cumplir con las normas de mantenimiento y renovación tanto del material, como de las personas formadas en el uso del DESA.

En Bizkaia, la última gran empresa en obtener éste certificado ha sido el Puerto de Bilbao (Bilbao Port)


Imprimir   Correo electrónico