La Agrupación Profesional de la Policía Municipal de Pamplona (APM-SPPME) ha contactado con “Proyecto salvavidas”, entidad certificadora de Espacios Cardioprotegidos de la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo, con el objetivo de conseguir desfibriladores para los vehículos patrulla.

En un comunicado, la Agrupación, a su vez Delegación Autonómica del Sindicato de Policías Municipales de España en Navarra, explica que ha adoptado esta medida “ante la negativa del Ayuntamiento de Pamplona a la petición de este sindicato de dotar a Policía Municipal de Pamplona de desfibriladores para los vehículos patrulla del Cuerpo”.

El sindicato destaca los numerosos casos de policías locales que han evitado la muerte de personas que habían sufrido paradas cardiorrespiratorias al portar este aparato en los vehículos patrulla.

Se trata, ha subrayado, de “ejemplos reales de que la implantación del desfibrilador en vehículos patrulla salva vidas, máxime cuando los estudios dicen que los primeros minutos son esenciales para salvar una vida y son los policías locales quienes llegan los primeros a cualquier intervención en la ciudad”.

En ese sentido, el sindicato no desea “que la negativa del Ayuntamiento de Pamplona a distribuirlos a Policía Municipal suponga la muerte de un ciudadano y por eso ha buscado alternativas para conseguirlos”.

Por este motivo, APM-SPPME Navarra ha iniciado una campaña de venta de “pulseras salvavidas” con la citada entidad y ha contactado con diferentes colectivos de Navarra para que colaboren en la venta de pulseras, una iniciativa a la que ya se ha sumado Fundación Osasuna.

Por cada 600 pulseras vendidas a un precio de tres euros, la Policía Municipal de Pamplona tendrá un desfibrilador.

Comparte: